The Mandalorian 2×02: aventuras en el hielo

Si bien no hablamos del 2×01 de esta gran serie (disculpas desde ya) si podemos decir que esta segunda presentación continúa con esa temática aventurera, aparentemente inconexa de todo lo que se nos había presentado en la primera temporada, pero si con la sensación de que todo va formando parte y construyendo una gran historia, para la que nos van quedando 6 capítulos más.

Desde acá hablaremos con spoilers.

Este episodio, llamado «The Child», nos muestra al Mandaloriano (protagonizado por Pedro Pascal) todavía en la búsqueda de otros mandalorianos como él, principalmente después de que en su aventura pasada, el primer episodio de esta segunda temporada, lo puso en contacto con la clásica armadura de Boba Fett. Esto lo lleva a encontrarse de nuevo con Peli Motto (Amy Sedaris) para conseguir información en una cantina (no sé si todos pensamos lo mismo cuando la vemos) y, en extrañas circunstancias, queda convertido en el transportista de una mujer y sus huevos.

Desde ahí, y con la presentación de varios elementos que nos acercan más a una temática tranquila, como Peli convenciendo casi a fuerza de engaños al mandaloriano para que lleve a la madre en su nave, los problemas idiomáticos entre ellos y, por supuesto que si, Baby Yoda dando vueltas y haciendo de las suyas por ahí, para alegría de todos.

Emprendido el viaje, podemos reconocer la clásica estructura de introducción, nudo y desenlace, propia de una aventura convencional, en 3 momentos bien delimitados. Primero, cuando Mando se encuentra con las naves de los soldados rebeldes y decide huir de ellos hacia un planeta de hielo, bastante deshabitado (de nuevo, ¿solamente a mí se me hizo familiar?). El segundo, es el núcleo del conflicto, cuando Mando pareciera querer dar por cancelada la misión y no mostraba muchas esperanzas para salir con vida de ahí; todo eso hasta que la misma pasajera es capaz de romper la barrera idiomática, solo para dar lugar a Baby Yoda quién, en apariencia inocente, es el que termina siendo el desencadenante de los conflicto mayo de la serie, que son estas arañas congeladas y molestas porque esa adorable cosita verde (?) se comió sus huevos. En la tercera parte y final, el desenlace es a todo gas, con grandes escenas de acción y efectos visuales, al mejor estilo Star Wars, que es lo que todos queremos ver, solamente para que los dos rebeldes del comienzo terminen sacando a los protagonistas del apuro. Podemos entenderlo como un deus ex machina o simplemente como parte de la naturaleza aventurera de la serie y sus protagonista.

Una narrativa aventurar e intrépida, que no pierde de lado la acción pero le da mucho más lugar al sentido del humor y quizás hasta al fan service, que nos puede estar introduciendo a un concepto mucho más familiar y sentimental, forjando ciertos lazos con estos nuevos protagonistas, de lo que veníamos viendo en la temporada anterior. De momento, sin alejarse precisamente de su esencia ni de nuestra atención, queremos ver hasta donde llega este viaje.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s